APRENDAMOS DE MARKETING DIGITAL

EPISODIO #43

¿Quieres recibir los Episodios en tu Correo?

Registrate aqui

ESCUCHA DONDE TÚ QUIERAS

Spotify Aprendamos de marketing digital
Ivoox Aprendamos de marketing digital
Escuchalo en Spreaker Aprendamos de marketing digital

Google Aprendamos de marketing digital
Apple Podcast Aprendamos de marketing digital

Hola hola y sean todos bienvenidos una vez más a un nuevo episodio de aprendamos de marketing digital, el podcast en el que aprendemos juntos, tips, secretos, consejos, hacks y muchas cosas más del mundo del marketing digital.

Hoy es jueves 30 de julio de 2020, y hoy hablaremos de crecimiento personal, un tema que me trae muy malos recuerdos y que me costó muchísimo asimilar, incluso practicar.

“Si necesitas ayuda con tu proyecto, empresa o negocio, ya sea para redes sociales, desarrollo web, estrategias de marketing, email-marketing, diseño, edición, o lo que necesites, puedes contactarme a través alguno de los enlaces que estaré dejando en las notas de este episodio.”

Bien, el tema, hoy vamos a hablar de la muy conocida y apreciada zona de confort, un término, que trasciende más allá de su significado, si prestaste atención, seguramente recuerdas algunas palabras que mencione al principio del episodio.

¿Te suenan? Muerte, no hacer, no crecer, no vivir. Si analizamos muy por encima lo que es la zona de confort, esta definitivamente no es mala, pero, permanecer mucho tiempo dentro de ella y no salir, eso, si es malo.

Porque debes salir de tu zona de Confort.

La zona de confort es maleable, flexible, se puede modificar, crece con cada paso nuevo que damos, se expande y nos permite apropiarnos de aquellas cosas que antes, no conocíamos. Pero te has preguntado, ¿por qué permanecer dentro de nuestra zona de confort es malo?

Que pasa si estas mucho tiempo dentro de tu zona de confort.

No es malo, es muy malo, la zona de confort te hace no crecer, no conocer, no vivir, tal cual, lo que te mencionaba al principio del episodio, esa es la definición de no salir de tu zona de confort, permíteme y te lo repito:

“Aparente estado de comodidad que te lleva a la muerte en vida, Justificación perfecta para no hacer, no crecer, no arriesgarse y no vivir.”

De por si a diario estamos dentro de nuestra zona de confort, nuestro trabajo, comida, casa, el camino que tomamos a diario a la oficina o a la escuela, las busetas, el periódico que leemos, el Instagram, nuestros hábitos, rutinas, conocimientos, habilidades, todo forma parte de nuestra zona de confort, una zona que conocemos, que dominamos, cosas que nos gustan y algunas que no tanto.

Zona de Aprendizaje.

Pero solo depende de nosotros, salir de ella, y, de hecho, algunos lo hacen, salen de su zona de confort a una zona denominada zona de aprendizaje, una zona donde te sentirás relativamente cómodo o cómoda pero que cuenta con ciertas cosas que no conoces del todo. De hecho, quienes trabajamos en entornos digitales, debemos recurrentemente frecuentarla, muchas veces por obligación mas que por pasión, ya que, de no hacerlo, puede que nuestro trabajo, se vea afectado.

También hay a quienes les aterra entrar a esta zona y hacen todo lo posible por no salir de su zona de confort, de hecho, muchas personas hacen esto, y no está mal, después de todo, el presente lo conocemos y lo podemos controlar, el pasado ya ocurrió y de el aprendimos, pero el futuro, el futuro es incierto, y esto nos genera pánico.

Salir de nuestra zona de confort significa enfrentarnos a cualquier cosa que puede que conozcamos o puede que no, muchos dicen que es natural, le tememos a lo desconocido dicen. Pero esto en realidad es miedo a perder.

Miedo a perder lo que tienes o peor aún, miedo a perder lo que eres.

Seguramente recuerdas desde niño y también de adulto, que muchos siempre trataron de evitar que saliéramos de nuestra zona de confort, por el simple miedo a perder, lo hemos escuchado de nuestro padres, hermanos, amigos, conocidos y no tan conocidos, es un hecho, salir de nuestra zona de confort significa que podemos perder.

Intenta salir de tu zona de confort.

Ahora, al intentar salir de tu zona de confort, tendrás que conseguir una motivación que supere esos miedos, que muchas veces son infundidos, miedo al qué dirán, miedo a fallar, miedo a la burla, miedo a la vergüenza, esta motivación puede estar, en, tener mas tiempo libre, poder viajar por el mundo, hacer lo que me gusta hacer, disfrutar con tus seres amados, y lo mas importante, creer en ti.

Solo tu eres quien controla tu vida y solo tu eres el protagonista de ella, tú la controlas, tú decides, tu tomas las decisiones, así no sean las correctas, equivócate, cae y vuelve a intentarlo, aprende del proceso, motívate a seguir adelante, esto no solo te hará mas fuerte, sino que te dará una nueva visión de lo que hay por delante.

Establece tus metas.

Establece metas, hazte con un objetivo, cumple un sueño, seguramente llegaran momentos difíciles, en los que te cueste creerte lo suficientemente fuerte y apto como para afrontar lo que viene, es normal, puedes motivarte recordando de dónde vienes, eso te ayudara a darte fuerza para seguir adelante.

Mantente siempre creativo, esto te motivara todavía mas a alcanzar esa meta tan anhelada, recuerda el para que quieres llegar a la meta, motívate, siempre.

Con cada paso que das, mas expandes tu zona de confort, nuevos retos, nuevas metas, te equivocaras, si, seguramente, somos humanos, no somos perfectos, no lo sabemos todo, pero estas aprendiendo, sigue adelante, aprende, y continua así, que poco a poco vas avanzando a la meta.

Salir de la zona de confort no es mas que vivir, vivir nuestra vida, sin importar nuestro miedos y pensamientos limitantes.

Siempre que tengas miedo recuerda esta frase, “Una buena parte de las cosas que quieres en la vida, está fuera de tu zona de confort” repítela, memorizala y nunca la olvides.

¿Quieres aprender más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *